Asteroides

Dentro del basto mundo de la astrología, no solo tenemos los planetas como pilares  arquetípicos que representan aspectos de la experiencia humana. También nos encontramos con los asteroides que tienen una poderosa influencia sobre nuestra personalidad y manera de ser. A razón de ello, estos cuerpos celestes, que son más pequeños que un planeta, pero más grandes que un meteorito, han conseguido ganar terreno en el estudio de la astrología moderna. Anteriormente no habían sido tomados en cuenta pero, con el pasar del tiempo y los diversos estudios, ha servido para comprender mejor su significado y la influencia que pueden ejercer sobre nosotros. Sabemos que, al igual que los planetas, los asteroides giran alrededor del Sol y el grupo más numerosos está en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter

Los asteroides normalmente son rocosos e irregulares y debido a su tamaño solo se pueden ver a través de tecnología especializada. Por esa razón su descubrimiento ha sido tardío y, el primer asteroide se descubierto fue en 1801. Cabe señalar que, ellos orbitan alrededor del Sol y tienen ciclos periódicos igual que los planetas. Gran parte de ellos, forman parte del cinturón de asteroides que está en la zona limítrofe entre los Planetas Personales y los Planetas Sociales, es decir, entre la órbita de Marte y Júpiter. Es importante considerar que el flujo energético de estos asteroides es similar a los de los Planetas Transpersonales o Espirituales, solo que son más cercanos a nosotros. Por esa razón, promueven la evolución del individuo a nivel mucho más personal y no generacional como los planetas espirituales.

Existen cientos de miles de asteroides dentro del sistema y, constantemente se están descubriendo muchos más. Para efectos de la astrología hay una serie de estos cuerpos celestes que se toman en consideración para las interpretaciones de los estudios astrológicos. Cada uno de ellos, define un área particular de nuestra vida y nos invita a entender mejor el proceso de nuestra misión evolutiva para conseguir integrarlo de una forma mucho más consciente. De ahí radica el interés por estos cinco asteroides, aunque uno de ellos es un centauro, porque es mitad comenta y mitad asteroide. Entre los asteroides encontramos cuatro, ellos son: Ceres, Palas, Juno y Vesta. Además tenemos un centauro, considerado el más valioso de todos, el poderoso Quirón. Estos cinco puntos nos dan más matices de la vida.