Luna

El refugio, el símbolo de las emociones.

 

La Luna es el único satélite natural que posee la Tierra, es considerada el quinto satélite más grande del sistema solar. Se encuentra en relación sincrónica con la Tierra, siempre mostrando la misma cara hacia el planeta. El hemisferio que se encuentra visible, está marcado con oscuros mares lunares de origen volcánico, entre las brillantes montañas antiguas y, los destacados astroblemas. A pesar de ser en apariencia el objeto más brillante en el cielo después del Sol, su superficie es en realidad muy oscura, con una reflexión similar a la de carbón. El movimiento de este astro alrededor del mándala zodiacal es de 28 días y tarda en cada signo más o menos entre 1 día y medio a 2 a dos días. Cabe destacar que esta Luminaria al igual que el Sol no tiene períodos retrógrados.

Su nombre lo recibe de la diosa que personificaba la figura de la luna, Selene. Ella era hija de los titanes Hiperión y Tea, y era considerada una de las diosas más importantes. Tenía la misión de conducir el carro de la luna, luego de que el Dios Sol, terminará su viaje, comenzaba el de ella cuando la noche cae sobre la tierra. Cuenta la leyenda que una vez ella le pidió a su madre que le tejiera una prenda a su medida pero, ésta fue incapaz de hacerlo, debido a su naturaleza cambiante. También nos cuenta que se mató así misma tras ver como sus tíos degollaban a su hermano y ella prometió en sus sueños que iba a emerger como un astro divino. Por ello, la idea de morir se relaciona con su fase nueva y emerger en su fase llena. También rige el mundo de los sueños y la conexión con ellos.

La Luna en La Astrología

Es importante dejar claro que la Luna lo es TODO. Es la regente de Cáncer. Ella representa lo femenino, la nutrición, la mujer, la madre. Habla de la identidad emocional, de los sentimientos, las reacciones afectivas. Además, de regir el hogar y la familia, también rige el sentido del ritmo, el tiempo y las oportunidades. Ella habla del cambio, de la adaptabilidad, la versatilidad y la movilidad. Representa la naturaleza básica de los instintos y sentimientos, es el factor emocional que domina y que permite una mejor integración con el mundo. Incluso, habla de la actitud hacia la maternidad, la relación con los hijos y la importancia de tener un espacio seguro. A través de ella, conectamos con el niño que llevamos dentro, incluso nos habla del tipo de recuerdos que se afianzaron desde la niñez.

Datos Clave

La figura de la Luna habla de todo, lleva a entender mejor cuál es ese espacio que consideramos seguro, donde podemos sentirnos cuidados y protegidos. No necesariamente tenga que ser con mamá, es el espacio que construyes a lo largo de tú vida, para recogerte cuando te sientes vulnerable. Además habla de la relación entorno a la figura de la madre, los recuerdos que se han podido generar con ella y, todo lo que representó su nutrición, en los primeros años. También se vincula con la parte más profunda, de lo que cada quien es y siente. Incluso, muestra la manera en cómo se logran gestionar las emociones, cuando se está ante situaciones complejas y tensas. Tiene una figura amplia que sirve para lograr darle sentido a cada emoción y sentimiento que se puede experimentar.

El signo donde se posicione la Luna puede indicar las reacciones instintivas que tenemos ante los estímulos externos, la forma de expresar los sentimientos y aquello que puede proporcionar estabilidad emocional. También puede indicar el tipo de necesidad que tenemos y la manera en cómo buscamos trabajarlo, alimentarlo. Además, habla de la naturaleza espiritual y de la mente subconsciente, esto permite tener una mayor amplitud sobre cómo somos y la manera en cómo nos movemos para sentirnos bien. La casa donde se encuentre puede mostrar el área en donde consigues ser más sensibles pero también, en qué áreas podemos sentir mayor  seguridad o, hacia donde llegamos a acudir cuando llegamos a sentirnos mal. Allí es donde cada quien va para poder sentirse nutrido y alimentado.

Luna en Los Signos

Luna en Aries

Poseen una gran vitalidad y sus emociones se encuentran en constante ebullición. Tienden a ser emocionalmente independientes, impulsivos, críticos, espontáneos y apasionados. Saben bien que necesitan algo de acción y están dispuestos a tomar el liderazgo ante cualquier situación, para así obtener el resultado que quieren. A veces temperamentales y algo inestables, por lo que no les gusta sentirse atados a nada que pueda robar su libertad. La relación con mamá no es que haya sido la mejor. Ha estado marcada por luchas constantes en donde la figura de la madre ha sido intensa y bastante problemática. Pueden llegar a creer que el caos es su espacio seguro y, cuando se siente que no puede más, lo genera  a propósito porque cree que le da calma, sí lo logran canalizar, se enfocan en el deporte.

Luna en Tauro

La manera que consiguen para sentirse nutridos es a través de los placeres que les brinda la vida y la naturaleza. Para ellos, es valioso su espacio y sus momentos de soledad para poder recargarse. No les gusta discutir y, a veces, pueden ser muy testarudos. Saben dar afecto, se entregan y son de emociones duraderas en el tiempo. Se comprometen aunque son reservados y reacios a vivir cambios. La relación con la madre estuvo marcada por la estimulación de los sentidos a través de la comida, y esa fue una de las formas con la que ha conseguido crear recuerdos valiosos en su vida. A veces pueden llegar al descanso excesivo cuando tratan de buscar su espacio seguro. Al tener una relación muy especial con la comida, pueden llegar a tener algo de sobre peso. Transmiten mucha calma.

Luna en Géminis

Poseen una inteligencia increíble y una lógica que siempre les empuja a analizar sus sentimientos. Para ellos es esencial comunicarse y expresar todo lo que sienten y comprenden muy bien las emociones de los demás. Les cuesta profundizar en algo concreto y, por eso, se suelen perder mucho e incluso, llegan a ser superficiales y poco claros con sus sentimientos. Su mente curiosa fue alimentada desde chico, por lo que su mamá fue la que le enseño la importancia de saciar su curiosidad. Ella fue bastante inteligente, con conocimiento de todo y transmitió a su hijo. Esta luna tiene una predilección por buscar siempre tener la razón y, deben lidiar con eso para así poder abrirse a todas las formas de sentir. La manera que tiene para refugiarse es a través de la escritura y la lectura, así se sienten a salvo.

Luna en Cáncer

Son profundamente emocionales, sensibles e intuitivos, que saben conectar con las emociones de los otros. Para ellos el estado anímico y las emociones de quienes les rodean suelen afectarle directamente a su propio estado de humor. Consiguen sentirse bien cuidando a otros, es su manera de manifestar sus emociones. Pueden interesarse por el pasado, por la historia de la familia. El vínculo con mamá fue bastante completo ya que de ella consiguió aprender a cocinar, limpiar, a atender a los suyo. Suele ser entregado aunque a veces llegue a creerse una víctima, porque hace todo por los demás y nadie hace nada por ellos. La manera que tiene para conseguir refugio, cuando se siente vulnerado, es a través de la cocina, el hecho de cocinar algo para alguien especial o para sí mismo y, estar en casa.

Luna en Leo

Tiende a ser considerada una posición teatral y dramática entorno a las emociones porque, cuando no las consigue gestionar bien, termina explotando en todas las formas. Tienden a ser alegres, generosos, cálidos, nobles y de buen corazón. Incluso, pueden ser muy orgullosos y sienten un profundo deseo de ser admirados, a ellos no les gusta pasar desapercibidos. Llegaron a tener una madre única que supo alimentarles el ego, que fue segura de sí misma y muy atractiva. Pueden llegar a ser muy duros con sus palabras y terminan por herir susceptibilidades. La forma que tiene para refugiarse, cuando se sienten vulnerables, es a través del gasto, de comprar muchas cosas. Así que, deben tener cuidado con sus recursos. Podría salir a socializar, conectar con nuevas personas y arreglarse, para palear los gastos.

Luna en Virgo

Muy cauta. Sus emociones antes de sentirse, deben ser racionalizadas. Necesitan entender por qué sienten, y eso le lleva a ser tildado de frío y poco expresivo. Es esencial no dejarse llevar por arrebatos emocionales, porque entienden el valor de cada una de ellas y, solo consiguen mostrarlas cuando logran sentirse seguros. Para ellos es esencial la salud, el cuidado, la higiene. Sí hablamos de la figura de la madre, cabe señalar que ésta fue un poco obsesiva e incluso algo hipocondriaca y excesivamente exagerada, ya que llego a sobreproteger mucho. La manera de demostrar lo que sienten es a través del servicio, de poder estar allí para ti y de ayudarte a solucionar. La manera en cómo consiguen sentirse refugiados cuando se ven vulnerados, es tratando de limpiar y poner en orden las cosas, les da paz.

Luna en Libra

Para ellos es esencial la armonía en todos los sentidos. Pueden llegar a ser un poco indecisos a nivel emocional y siempre tratan de evitar el enfrentamiento directo, porque en esencia, no les gusta el conflicto. Ellos tratarán de ser los mediadores. Hay una tendencia a ser imparcial ante cualquier situación y su mente objetiva le permite tener claridad sobre las cosas. La figura de la madre fue muy importante, llegó a ser toda una mujer que le enseño el cómo ser buen anfitrión, el cómo verse y sentirse bien como mujer o como hombre. Sí bien suele entender el valor de la belleza, en el fondo son poco emocionales, nada expresivas. Pero sí poseen una gran admiración por la figura materna. Hay una tendencia a no sentirse suficiente y, cuando se siente vulnerable, pueden llegar a coquetear con cualquiera.

Luna en Escorpio

Es una de las lunas más intensas de todas, el nivel de profundidad de sus emociones es abismal, pero sabe muy bien controlar cada una de ellas. Siente miedo a perder el control de sus emociones o que lleguen a ver lo vulnerable o frágil que puede ser. Poseen un nivel de intuición único que le permite entender mejor el entorno donde se desenvuelve. Eso sí, una de las cosas más complicadas de lidiar es su rencor cuando sienten que les han fallado, porque son muy leales. Llegaron a tener una madre que fue bastante posesiva y que siempre quiso mantener al nativo bajo su control total. Por ello, de ella aprendió ese deseo de querer controlar todo, incluso sus relaciones. Son sensuales y les gusta mucho la seducción. Cuando se siente vulnerable buscan refugiarse en el otro, sentirse uno con la otra persona.

Luna en Sagitario

Lo más importante para ellos es la independencia emocional, ellos no se quieren sentir atados emocionalmente a nada. Valoran la libertad porque eso les permite explorar cosas nuevas para poder nutrirse, es la manera que tiene de hacerlo. Son alegres, entusiastas, optimistas y muy espontáneos. Siempre tratan de brillar con su luz, de destacar y de conectar con el otro. Ha tenido una madre que, quizás ha viajado muchas veces y que ha conseguido tener una actitud frívola ante la vida, incluso con una tendencia a no ser lo suficientemente responsable, pero sí ha conseguido transmitir interés por las culturas, el extranjero y el aprender. Cuando se siente vulnerable consigue refugiarse de tres formas, una de ellas es a través del ejercicio, de entrenar, la otra a través de los viajes y la última a través de estudios.

Luna en Capricornio

Buscan siempre mantener sus emociones controladas, ellos entienden que no vale la pena dejarse llevar por arrebatos emocionales y, siempre mantienen una actitud poco expresiva. Valoran la responsabilidad, lo práctico y el equilibrio. A ellos no se les conmueve con facilidad, son profundamente fríos y ambiciosos. Valoran el éxito y la autoridad, saben presionar a otros para conseguir sus objetivos y, si quieres que hable de sus expresiones, debes darle seguridad emocional. Son personas cuyo padre estuvo ausente y la madre le tocó asumir el rol de padre y madre. Esto provoco que fuese poco expresiva, debido a que siempre estaba trabajando. Ellos consiguen demostrar el afecto a través de obsequios, comprándote cosas. Cuándo se sienten vulnerables se refugian en el trabajo, así consiguen sentirse bien.

Luna en Acuario

Son sensibles a las necesidades de otros y siempre buscan conectar con ellos. No soportan las limitaciones y valoran sentirse emocionalmente independientes, libres, desapegos, a veces pueden ser imprevisibles. También se considera una posición fría, poco expresiva en sus emociones a nivel de pareja pero, a nivel de amistad, se abren mucho. Ellos están siempre dispuestos a ayudar de forma desinteresada. Pudieron llegar a tener una figura materna un tanto abierta, con visiones diferentes del mundo, de la realidad, algo bohemia y que entendía el valor del amor como eje fundamental del mundo. El nativo no suele sentirse herido nunca porque siempre se mantiene frío y no deja que nada le perturbe. Cuando se siente vulnerable se refugia en su círculo social, en amigos, en crear nuevas conexiones.

Luna en Piscis

Quizás una de las lunas más sensibles, intuitivas, imaginativas e inspiradora de todas. Ella consigue ver el mundo de tantas formas y conecta desde la empatía con el otro, sabe lo que es sentir y siente lo que el otro siente. Son soñadoras y compasivas, a veces incluso pueden pecar de ingenuas. Tienen un lado romántico y sentimental, que lleva a idealizar todo lo que sienten, llegando a ser poco realistas. Debe aprender a no darlo todo porque puede llegar a olvidarse de sí mismo. Llegó a tener una madre que no estuvo del todo presente, que fue muy cómoda y quizás no asumió el rol de madre tal cual como se espera, por eso le dicen la Luna Huérfana. Cuando se siente vulnerable, la única forma de refugiarse es a través de la evasión y esto lo logra por medio de la música y el dormir. Que nadie moleste.