Virgo

La materia crea hábitos, rutinas, se enfoca en el detalle y pone su talento al servicio de otros.

Virgo es el sexto signo del arco zodiacal, se encuentra después de Leo y está antes de Libra. Acá consigue hacer conciencia de la importancia de crear hábitos, que le permitan formar parte del todo. Saben que deben poner su talento al servicio de otros. La palabra viene del latín virgo que significa doncella o mujer virgen. En la mitología, se le asocia a diversos mitos. Consideran que tiene vínculo con la diosa Démeter, encargada de las estaciones y madre de Perséfone. Tras el rapto de su hija, ella descuidó la tierra haciendo que se volviese, infértil.  Por ello le tocó compartir a su hija con Plutón. También se asocia al mito de Astrea, hija de Zeus y Temis. Ella ayudó a su padre como portadora de los rayos durante la guerra con los titanes. Su padre recompensa su lealtad, la sube al cielo y la sitúa entre las estrellas.

Ellos representan lo puro, lo perfecto y poseen condiciones mentales sobresalientes. Llegan a ser muy apasionados de los detalles y suelen ser muy observadores ante las cosas. Llegan a ser muy detallista con lo que otros pueden llegar a considerar insignificantes. Suelen ser muy conscientes de lo que hacen, de sus palabras y de cada acción que ejecutan. Valoran el orden y, contrario a lo que el resto del mundo piensa, ellos solo pueden tener orden en una sola área en su vida. Pueden ser ordenados en su casa, pero sus cosas en el trabajo son desastrosas, o al revés. Lo cierto es que, no siempre todo está ordenado, aunque quisiera. Siempre tratan de estar al servicio de los demás o de alguna causa. Entienden que deben poner todo su talento y lo que saben al servicio de otros. Siempre se adapta a todo.

Datos Clave

Cabe señalar que este signo está relacionado con la abstinencia sexual y esto radica esencialmente en la importancia que le da a conectar primero con su interior, porque solo de esa forma, conseguirá conectar con alguien más. Pero, eso sí, cuando lo hacen, lo hacen de una forma que cualquier cae a sus pies. Ellos van entendiendo, a lo largo de su vida, la importancia de ser fieles a sí mismos, antes que a los demás. Saben muy bien cómo sacar provecho a las situaciones del entorno. Suelen ser precavidos y saben aprovechar lo fértil de las tierras para los tiempos estériles que puedan venir. Pueden entregarse al apoyo de los demás de una forma humilde, pero a la vez consciente de cuan indispensable es su labor. Eso sí, no les gusta ser el centro de atención, pero sí, que su trabajo sea valorado

Les cuesta entender otros puntos de vista distintos a los suyos y, los hace exigentes y de mentes cerradas. Por otra parte, pueden llegar a entregarse a las necesidades de otros, que olvidan por completo las suyas. Ellos entienden el valor de la buena salud y el papel que juega la nutrición en ella. Llegan a ser personas muy sanas, aunque su talón de Aquiles puede ser la mente, ya que, cuando no se encuentra bien aspectado, sus pensamientos pueden convertirse en algo difícil con lo que debe lidiar, especialmente por esa obsesión al detalle. Este arquetipo encarna muy bien el “Yo sirvo”, “Yo analizo” y “Yo perfecciono”, ya que comprenden muy bien el sentido de esto como forma de integrarse en un todo dentro del ecosistema. Al ser el signo de la perfección, se le otorga el don de la pureza, para depurar todo.